Buscando aves entre la niebla | Global Big Day 2018

Global Big Day 2018 - Farallones del Citará

Luego de haber logrado el primer lugar el año pasado, Colombia se preparó para el Global Big Day 2018. Más allá de la competencia, el GBD se había convertido en en una forma de generar conciencia y apropiación del territorio a nivel nacional, con la excusa de observar aves. El 5 de mayo de 2018 fue un día pasado por lluvias, pero eso no impidió que en los Farallones del Citará participáramos por segunda ocasión en este evento. Así fue nuestra experiencia:

Comenzamos el día en la vereda La Chácara, donde registramos un grupo de loras cabeciazules (Pionus menstruus) (ver foto de portada), que estaban descansando sobre un árbol. Otras especies observadas fueron el toche pico de plata (Ramphocelus dimidiatus), la torcaza morada (Patagioenas cayennensis) y el chamón parásito (Molothrus bonariensis).

Un aguacero

Luego, nos desplazamos hacia la vereda El Ardedero. La meta era llegar hasta el sitio conocido como El Almorzadero, en la ruta hacia el cerro San Nicolás. Poco después de iniciar el ascenso empezó a llover. Con los impermeables puestos, nos detuvimos en un árbol de yarumo, donde varias especies de tángaras estaban alimentándose bajo la lluvia. Entre ellas estaban la tángara coronada (Tangara xanthocephala) y la tángara verdiplata (Tangara nigroviridis).

Tangara labradorides y Tangara xanthocephala. Farallones del Citará. GBD 2018
Especies de tángaras consumiendo los frutos de un yarumo. Arriba, la tángara verdiplata (Tangara labradorides), un poco más abajo, la tángara coronada (Tangara xanthocephala). Fotografía: Jorge Cano

Continuamos el ascenso bajo la lluvia hasta el primer llano, que queda a 2300 msnm. Cuando llegamos la lluvia había cesado, y observamos un pequeño grupo de caciques montañeros (Cacicus chrysonotus), una especie hasta entonces desconocida por nosotros.

Cacique montañero (Cacicus chrysonotus) / Mountain Cacique. Fotografía: Jorge Cano
Cacique montañero (Cacicus chrysonotus) / Mountain Cacique. Fotografía: Jorge Cano

Encuentro con el tinamú leonado

Una gran sorpresa nos llevamos cuando a eso de las 2 de la tarde, nos topamos de repente con un muy tranquilo tinamú leonado (Nothocercus julius), que estaba en el camino y no huyó ante nuestra presencia. Esta ave nos miraba curiosamente mientras subía y bajaba la cabeza. Permaneció así por unos 3 minutos hasta que finalmente desapareció entre la vegetación.

Tinamú leonado (Nothocercus julius) / Tawny-breasted Tinamou. Fotografía: Jorge Cano
Tinamú leonado (Nothocercus julius) / Tawny-breasted Tinamou. Fotografía: Jorge Cano

Un poco más tarde, cuando nos encontrábamos por los 2600 msnm, nos rodeó una bandada de aves bastante interesante: una piranga cabecirroja (Piranga rubriceps) buscaba insectos el dosel, cerca de ella un pequeño carpintero buchiamarillo (Veniliornis dignus) forrajeaba a lo largo de los troncos en busca de larvas. Luego, una pareja de titirijís gorginegros (Hemitriccus granadensis) forrajeó muy cerca de noostros, sobre chusques y arbustos, para luego seguir su camino entre la maraña.

  • Titirijí gorginegro (Hemitriccus granadensis) / Black-throated Tody-Tyrant. Fotografía: Jorge Cano
  • Piranga cabecirroja (Piranga rubriceps) / Red Hooded Tanager. Fotografía: Jorge Cano
  • Carpintero buchiamarillo (Dryobates dignus) / Yellow-vented Woodpecker. Fotografía: Jorge Cano

Llegada a El Almorzadero y descenso

Luego de esta parada, la subida fue mucho más rápida, pues la actividad bajó y la montaña se llenó de una espesa niebla durante casi una hora. A eso de las 4 de la tarde llegamos a nuestro destino, el lugar conocido como El Almorzadero. Allí el clima cambió abruptamente y por unos minutos entró la luz del sol, en ese momento pudimos registrar un muy tranquilo atrapamoscas canela (Pyrrhomyias cinnamomeus) que descansaba sobre una rama a media altura.

Atrapamoscas canelo (Pyrrhomyias cinnamomeus) / Cinnamon Flycatcher. Fotografía: Jorge Cano
Atrapamoscas canelo (Pyrrhomyias cinnamomeus) / Cinnamon Flycatcher. Fotografía: Jorge Cano

Después de esto, el descenso fue bastante rápido. El camino se volvió a llenar de niebla y la actividad bajó drásticamente. Aprovechamos esto para bajar de nuevo al Ardedero, donde llegamos a las 6 de la tarde. Allí aprovechamos para registrar algunas especies nocturnas, como el currucutú común (Megascops choliba), o el bujío (Nyctidromus albicollis). Con estos registros dimos por terminada nuestra participación en el Global Big Day 2018.

Bujío (Nyctidromus albicollis) / Common Pauraque. Fotografía: Jorge Cano
Bujío (Nyctidromus albicollis) / Common Pauraque. Fotografía: Jorge Cano

Las condiciones climáticas no fueron las mejores, pero aún así disfrutamos del recorrido y registramos 109 especies, algunas de ellas desconocidas para nosotros hasta entonces.

Este fue el relato de nuestra experiencia en el GBD 2018, donde Colombia volvió a ser protagonista, quedando en el primer lugar en número de especies, y fortaleciendo mucho más la observación de aves en nuestro territorio.

Relacionado: Aves de los Farallones del Citará

Comparte:
Total Page Visits: 429 - Today Page Visits: 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *